Skip to main content
AEG | Help and Support

Hay mal olor en el electrodoméstico

Fugas de refrigerante

Los refrigerantes son inodoros. Las fugas de refrigerante hacen que el producto deje de funcionar.

Derrames en las bandas de sellado 

Es posible que se haya producido un derrame y que se haya escurrido bajo la banda de sellado de la parte inferior de la puerta o bajo la banda de sellado en torno al estante.

Para solucionar este problema, quite los estantes de cristal y las bandas de sellado, limpie a fondo el interior y exterior de las bandas de sellado con un desinfectante antiséptico adecuado.

Restos de comida en el sumidero de desagüe de la parte posterior de la unidad

Los alimentos que estén en contacto con la pared posterior del electrodoméstico se congelan y se adhieren a ella. Cuando el electrodoméstico inicia el ciclo de descongelación, el hielo se funde, se escurre hacia la salida de desagüe y puede arrastrar pequeños restos de alimentos. Estos alimentos se calientan en el sumidero de desagüe, situado sobre el compresor, y empiezan a desprender olores.

Para resolver este problema, limpie a fondo el sumidero de desagüe.

Los alimentos de olor intenso transmiten el olor a los alrededores.

Los alimentos como el limón, la cebolla y los productos ahumados pueden desprender olores y pueden trasmitir su sabor a otros alimentos que haya en el frigorífico.

Envase la comida de olor intenso en recipientes herméticos que no dejen pasar el olor.

Mantenga los alimentos de olor intenso lejos de productos como la leche, los huevos y el queso, que absorben enseguida los olores de otros alimentos.

Elimine los olores a podrido utilizando yogur

Si un alimento ha empezado a pudrirse dentro del electrodoméstico, límpielo con yogur; es la forma más eficaz de eliminar los olores a podrido.

Limpie el interior con un paño húmedo. Extienda el yogur, dejando que las bacterias del ácido láctico que contiene digieran las bacterias de la putrefacción. Limpie el yogur una vez transcurridas 12 horas.

Limpieza con bicarbonato

Limpie el interior del electrodoméstico y el revestimiento de la puerta con dos cucharadas soperas de bicarbonato disueltas en un litro de agua caliente.

Antes de limpiar cerca de controles o piezas eléctricas, escurra el exceso de agua del estropajo o trapo.

Antes de limpiar el congelador, quizá deba descongelarlo.

  • Realice los pasos siguientes para descongelarlo de forma segura y eficaz:
  • Apague el electrodoméstico y desenchúfelo de la toma de corriente.
  • Retire todos los alimentos y cajones del interior del electrodoméstico.
  •  Si dispone de uno, inserte el rascador de hielo/extensión de desagüe combinados y la bandeja de goteo.
  • Permita que el hielo se descongele de forma natural dejando la(s) puerta(s) abierta(s).
  •  Limpie el interior del electrodoméstico y séquelo con un trapo.
  •  Retire la extensión de desagüe y vuelva a colocar los cajones en su sitio.
  • Cierre la(s) puerta(s) y enchufe el electrodoméstico.
  • Encienda el electrodoméstico y espere a que se enfríe hasta la temperatura seleccionada. Suele tardar entre 4 y 6 horas.

Advertencia: No utilice objetos afilados para eliminar la acumulación de hielo ya que pueden dañar las piezas internas o provocar fugas en el sistema de refrigeración.

  • Was this article helpful?